¿Puede la música facilitar el aprendizaje de idiomas?

La familia simpre busca lo mejor para sus niños, y uno de los beneficios para su aprendizaje es manejar otro idioma. Y para su beneficio, existen cursos de inglés para niños, especializados para que los pequeños puedan aprender de forma didáctica y atractiva el idioma más hablado en el mundo. En esta oportunidad conoceremos, cuál es el papel que juega la música como herramienta adicional en el aprendizaje de otros idiomas y para ello pondremos especial atención en cómo influye en la educación de los pequeños.

Lograr que un niño preste atención, puede ser una tarea titánica, sin embargo se puede trabajar con ellos si se les brindan estímulos que los mantengan alerta y feliz como es el caso de la música. Hacer que nuestros niños realicen una actividad acompañados de una melodía, activa más partes de su cerebro que cuando lo hace sin ella, resultando buenísimo para lograr que adquieran los conocimientos de forma más  fácil y eficiente.

La música tiene efecto tanto en los adultos como en los pequeños, pues interfiere en procesos como el aprendizaje y en el control del ánimo. Un ejemplo de ello es la serenidad con las que los pequeños reaccionan ante una melodía tranquila, a la que responden relajándose rápidamente ya que cuando la escuchan todas las parte de su cerebro se activan.

En todas las culturas se utiliza la música para estimular el aprendizaje un lenguaje y mejorar tanto la memoria como la atención. Todos aprendimos el abecedario con las notas de una dulce melodía, lo mismo pasa con las partes del cuerpo, entre muchas otras cosas. Las música se especializa en favorecer las habilidades lingüísticas de las personas indistintamente su edad.

¿Puede la música facilitar el aprendizaje de idiomas?

Pues sí, ya que juega un importante papel en el aprendizaje, tanto de la lengua materna como de cualquier otro idioma. Todos podemos recordar canciones sin importar el idioma, igual que las de nuestro idioma. Si la hemos escuchado con anterioridad, podremos rememorar sin importar su antigüedad. El ritmo hace que las palabras puedan retenerse de forma más fácil. Los patrones de repetición también tienen su efecto pues esto ayuda a memorizar las palabrasSi deseas que tu niño sea bilingüe, un ejercicio maravilloso es que cantes junto a él en ambos idiomas. No importa si las palabras y los ritmos al principio no les resultan conocidos, con el tiempo comenzará a pronunciar y a educar el oído al nuevo idioma.

La mayoría de los músicos aprenden los idiomas a través de la música. Un estudio afirma que esto es posible debido a que se puede percibir, captar y procesar los acentos y los sonidos de forma didáctica y no es un tipo de aprendizaje lineal y aburrido como el que antes se acostumbraba a impartir. La música hace magia en el cerebro, y esto debido a que la combinación entre la letra y la melodía  hace que utilicemos ambos hemisferios del cerebro.

Puedes comenzar a educar a tus hijos en otro idioma desde que son bebés, solamente colocando música. Para ello puedes emplear distintos estilos, ritmos y jugar con el volumen del mismo, lo que tendrá excelentes efectos sobre el pequeño. En cuanto al volumen, siempre se debe procurar que sea un volumen medio bajo, ya que no es recomendable estimular al pequeño con música demasiado alta.