Los fertilizantes cuentan con un gran rol dentro de la producción de los alimentos, piensos, fibras y energía. En función de su capacidad agronómica, el suelo presenta una productividad que es limitada cuando se trata de cubrir las necesidades nutritivas que requieren los cultivos, por eso los agricultores cuenta con su kit fertilizantes. Dicha capacidad puede llegar a ser mejorada gracias al uso de los fertilizantes.

Resulta de gran relevancia puntualizar inicialmente que los fertilizantes pueden llegar a confundirse con los abonos o los sustratos ya que su concepto hace referencia a todo aquello que podría ayudar a mejorar la fertilidad del suelo y con ello, de los cultivos. De acuerdo al reglamento de abonos establecido por la Unión Europea la definición de abono hace referencia al «material cuya función principal es proporcionar elementos nutrientes a las plantas»

Definición de Fertilizante

Un fertilizante o abono se trata de un tipo de sustancia inorgánica u orgánica, natural o sintética, que contiene nutrientes que pueden llegar a ser asimilados por las plantas, adicionándose al suelo con la finalidad de mantener, suplir e incrementar determinados elementos que resultan esenciales para el mismo, y para el crecimiento de las plantas como un enraizante orgánico.

Así mismo, es posible encontrarnos con una definición de fertilizante que resulta más técnica como: “Cualquier material natural o industrializado, que contenga al menos cinco por ciento de uno o más de los tres nutrientes primarios (N, P2O5, K2O), puede ser llamado fertilizante”.

También se puede decir que se considera fertilizante a todo producto que una vez que ha sido incorporado al suelo como bioestimulante o aplicado a los vegetales o sus partes, tiene la capacidad de suministrar en forma directa o indirecta determinadas sustancias que son requeridas por los mismos para su nutrición, estimulando su crecimiento, incrementando su productividad o mejorando la calidad de la producción.

En numerosos países, las palabras abono en polvo y fertilizante suelen ser aplicadas indistintamente, aunque en el caso de esta última, se trata de un adjetivo que se encuentra vinculado a la palabra fertilizar, por lo que resulta más apropiada para definir este tipo de productos. cioè, la acción de aportar un abono o fertilizante es denominado fertilización. Los abonos, en compañía de las enmiendas, llegan a formar parte de los productos fertilizantes.

Los fertilizantes y sus grados

Se clasifican en Fertilizantes Simples y Fertilizantes multinutrientes o combinados.

Fertilizantes simples: son los que contienen tan sólo un nutriente primario. Entre los más empleados se encuentran los siguientes:

a) Fertilizantes nitrogenados: son los que le ofrecen altas cantidades de nitrógeno a las plantas. De acuerdo a su uso y cantidad llegan a generar efectos que son distintos en las plantas. Ciertos fertilizantes nitrogenados suelen ser la urea, el nitrato de amoniaco, el amoniaco, entre otros.

  • Urea: con 46% de N, viene a ser la mayor fuente de nitrógeno que se encuentra en el mundo debido a su alta concentración, pero además cuenta con un precio que resulta normalmente atractivo por unidad de N. Más allá de eso, su aplicación a los cultivos requiere de buenas prácticas agrícolas. Sobre todo para evitar las pérdidas debido a la evaporación del amoníaco en el aire.
  • Sulfato amónico: presenta 21% de N (en forma de amoníaco). anche, contiene 23% de azufre, el mismo es un nutriente que es de suma importancia.
  • Nitrato amónico cálcico: contiene por encima más del 27% de N (partes iguales de N como amoníaco y como nitrato). Se trata del fertilizante más empleado para los cultivos realizados en las regiones semiáridas de los subtrópicos.

b) Fertilizantes fosforados: se considera al fósforo como uno de los elementos químicos que resulta más esenciales para las plantas, por lo que resulta clave durante los procesos bioquímicos y fisiológicos. Entre ellos encontramos

  • Superfosfato simple: con el 16% al 20% de P2O5 contiene adicionalmente 12% de azufre y más del 20% de calcio (CaO)
  • Superfosfato triple: cuya concentración es del 46% de P2O5 y no contiene ni azufre y menos calcio.

c) Fertilizantes potásicos: estas son sustancias extraídas tanto de los residuos animales, como de los vegetales y humanos que llegan a brindar y suministrar a las plantas aquellos nutrientes que son imprescindibles para su desarrollo, mejorando de esta manera la fertilidad del suelo. Entre los más destacados se encuentra

Cloruro potásico: con hasta 60% de K2O, siendo este fertilizante potásico simple líder el empleado en la mayoría de los cultivos.

d) Fertilizantes Azufrados: le aportan azufre a las plantas. Un ejemplo de este tipo de fertilizantes es el sulfato de calcio, o más conocido como el yeso.

Fertilizantes multinutrientes o combinados: hacen referencia a los fertilizantes que contienen dos o tres nutrientes primarios, los mismo son llamados fertilizantes multinutrientes, en diversas oportunidades también se llega a llamar fertilizantes combinados o binarios (dos nutrientes) o ternarios (tres nutrientes). A nivel mundial son muchos los fertilizantes multinutrientes que son ofrecidos.

Las ventajas que le ofrecen los fertilizantes multinutrientes al agricultor

  • Facilidad en la manipulación, transporte y almacenamiento
  • Aplicación sencilla
  • Gran contenido de nutrientes
  • Se pueden distribuir de manera uniforme los nutrientes en el campo
  • Se logra una fertilización equilibrada
  • Es un fertilizante de elevada eficiencia

Diferentes tipos de fertilizantes multinutrientes

Fertilizantes complejos: se fabrican mediante procesos que llegan a incluir una reacción química entre los componentes que contienen los nutrientes primarios.

Fertilizantes compuestos: Fertilizantes simples granulados o intermedios, donde los gránulos contienen los nutrientes en distintas proporciones.

Fertilizantes mixtos o mezclados: se trata de mezclas simples mecánicas de los fertilizantes simples.

Grados de los fertilizantes multinutrientes o combinados

  • Complejo NPK / fertilizante compuesto
  • Complejo NP / fertilizante compuesto

Adicional a los nutrientes primarios, determinados tipos de fertilizantes llegan a poseer nutrientes secundarios como pueden ser el magnesio, el azufre y el calcio. En algunas oportunidades, es posible encontrarlos en conjunto con micronutrientes tales como hierro, cobre, zinc, manganeso, boro y molibdeno. così, el agricultor cuenta con la posibilidad de aplicarle todos los nutrientes que son necesarios mediante un fertilizante único, eligiendo el grado correcto.

Micronutrientes

Son elementos que necesitan de una especial atención y cuidado y esto se debe a que existe una fina línea entre el exceso y la deficiencia enfocadas en las necesidades de las plantas. En el caso de los micronutrientes, estos son requeridos tan solo en pequeñas proporciones. Los fertilizantes compuestos especiales llegan a ser elaborados conteniendo micronutrientes que están asociados con los grados NPK para suelos y cultivos donde las deficiencias ya han sido determinadas.

En gran cantidad de situaciones, tales deficiencias relacionadas con los microelementos se deben al pH del suelo lo que llega a determinar si estará más disponible o no para las plantas. Una dosis de aplicación más precisa y normalmente una eficiencia mayor también son posibles mediante el uso de pulverización o de tratamientos de semillas con micronutrientes (formulados como polvos o líquidos). El complejo de componentes orgánicos de hierro, zinc, manganeso y cobre quelatos aumentarán la eficiencia de los micronutrientes aplicados.

Entre los fertilizantes con micronutrientes con mayor relevancia se pueden mencionar

  • Sulfato ferroso
  • Bórax
  • Sulfato de cobre
  • Molibdato de sodio
  • Sulfato de zinc
  • Sulfato de manganeso

Criterios establecidos para clasificar los Fertilizantes

Debido al empleo de los fertilizantes, se generó una importante expansión de los mismos dentro del mercado mundial reflejando de esta forma una gran diversidad de fuentes de nutrientes y formas de presentación. Para la clasificación de los fertilizantes se pueden considerar diversos criterios

  • Origen
  • Composición química
  • Presentación física

Según su origen

  • Productos de origen natural.
  • Productos obtenidos sintéticamente en fábricas

Según su Composición química

Fertilizantes orgánicos o abonos: a estos se le denomina en líneas generales abonos. Los mismos llegan a formarse de manera natural bien sea por vía animal o vegetal. Estos incluyen diversos compuestos orgánicos, entre ellos: estiércoles, residuos derivados de diferentes industrias, productos estabilizados como compost, yeso agrícola, humus de lombriz, cenizas, turba, guano o los residuos de otras cosechas etc.

Resultan una fuente sumamente importante de nutrientes para las plantas que además de contar con un rol como mejoradores de las propiedades físicas del suelo, también llegan a proporcionarle al suelo el nitrógeno orgánico que es necesario para que las bacterias se encarguen de convertirlo en inorgánico y llegue a ser absorbido por las raíces de las plantas.

Negli ultimi decenni, se han difundido ciertos fertilizantes orgánicos cuya composición química resulta poco definida mientras que su fin último se encuentra en su aplicación a cultivos intensivos de altos requerimientos. Entre ellos podemos mencionar a los ácidos húmicos y fúlvicos. Tales sustancias son denominadas de acción lenta, y eso es debido a que se van descomponiendo despacio y todo depende de las temperaturas, la humedad, el tipo de terreno y otros factores. Este tipo de abono resulta de gran importancia para la agricultura ecológica.

Fertilizantes sintéticos conteniendo compuestos inorgánicos u orgánicos

Esta ha de ser una categoría en donde están agrupados una gran parte del fertilizante comercial que es utilizado a gran escala. Vienen a conformarse como sustancias inorgánicas u orgánicas que son obtenidas a partir de la síntesis o bien de los recursos geológico-mineros. Generalmente se trata de sales solubles inorgánicas que pueden aportar uno o más nutrientes esenciales. Los mismos se utilizan para incrementar el material orgánico del que dispone el suelo y sumarle nutrientes.

Clasificación de fertilizantes de acuerdo a su presentación física o formulación

Los fertilizantes que son utilizados en la agricultura pueden ser encontrados con formulaciones tanto en estado sólido, como en gaseoso y líquido, aunque los que son más aplicados en la agricultura son los líquidos y los sólidos. Así mismo, la aplicación de estos en los cultivos o suelo se encuentra influenciada de acuerdo al estado físico en el que se presenten los abonos.

Los fertilizantes pueden llegar a clasificarse de acuerdo a su presentación física o formulación como Sólidos y Líquidos.

Fertilizantes sólidos: La presentación de este tipo de abonos es posible encontrarla en polvo, granulados, macro-granulados, en pastillas, bastones, entre otros.

  • En polvo: se aplican en su mayoría en el cultivo que es más tradicional y en hidroponía. La manera de aplicarlos es de forma directa o diluida en agua.
  • Los granulados: estos llegan a ofrecer una dosificación con precisión.
  • Macro-granulados: están constituidos por gránulos de un tamaño que oscila entre 2 e 3 cm. Poseen una liberación progresiva de sus nutrientes.
  • Bastones: Se trata de una especie de estaca de fertilizante concentrado, la misma es introducida en el en el suelo aportando gradualmente su contenido al mismo.

Clasificación de los fertilizantes sólidos

  • Fertilizantes simples: poseen características que son particulares que los identifican y llegan a condicionar su uso.
  • Mezclas físicas (blends): o mezclas físicas secas son aquellos fertilizantes que aportan dos o más nutrientes primarios, los mismos son obtenidos mediante una mezcla mecánica de dos o más productos que no son químicamente reactivos o que reaccionan en forma mínima.
  • Fertilizantes complejos: o compuestos se elaboran a través de reacciones químicas entre materias primas que proceden de la industria química y/o sus productos intermedios.

Fertilizantes líquidos

Son los que se aplican directamente o se disuelven en agua y su origen se encuentra en materiales químicos u orgánicos, por lo que se consigue una efectiva y rápida acción y absorción. El momento para su aplicación en el cultivo puede ser antes o después de la siembra.

Presentaciones en el mercado

  • Suspensiones o mezclas: Formadas por fertilizante sólido dispersado en un medio líquido.
  • Soluciones: Elementos nutritivos disueltos en agua de manera homogénea que poseen un origen químico, natural o combinado.

Principales propiedades de los fertilizantes líquidos

  • Grado
  • Densidad
  • Acidez
  • Viscosidad
  • Temperatura de cristalización
  • Grado de limpieza y claridad
  • Tamaño y forma de los cristales

Los fertilizantes líquidos y sus ventajas

Una de las ventajas más notable, si se le compara con los fertilizantes sólidos es el manejo casi en su totalidad mecánico, lo que agiliza las labores, con alta uniformidad de aplicación sobre el campo.

Fertilizantes de Liberación Lenta / Inhibidores de Nitrificación y de Ureasa

Estos fertilizantes contienen el nutriente de una manera que, luego de su aplicación llega a retrasar en el tiempo su disponibilidad para la absorción de la planta. Este es un efecto retardante que llega a conseguirse cubriendo un fertilizante común (nitrógeno o NPK) con azufre o con un material (semipermeable) polímero.

Como consecuencia de la liberación del nitrógeno de fertilizantes de liberación controlada o lenta, generalmente esto también llega a depender de la temperatura del suelo y de la humedad, el nitrógeno que estará disponible será de acuerdo al crecimiento de la planta.